Importancia del Magnicidio

Una palabra poco usada en el lenguaje común y cotidiano que da a entender justamente una situación fuera de lo normal, el magnicidio es el acto mediante el cual se asesina a alguien que ocupa un lugar importante o de liderazgo en la sociedad. Este mismo elemento es lo que lo hace poco común ya que se da sólo cuando el crimen se perpetra contra una persona destacada, por lo general líderes políticos o muy influyentes.

Etimología de la palabra y primera aproximación

La palabra magnicidio tiene su origen en el idioma latín, lenguaje en el cual magnus significa "enorme", "grande" y el término 'cidio' es una derivación de la palabra caedere que representa el acto de matar o asesinar (del mismo término provienen palabras como homicidio, infanticidio, parricidio, etc.). De este modo, el magnicidio no es otra cosa que el hecho mediante el cual se asesina a una persona a la que se considera grande, importante.

El magnicidio es un crimen como cualquier otro tipo de delito que implique la muerte de una persona. Sin embargo, gana un significado especial ya que lo que lo hace diferente de todos los demás tipos de homicidios es que supone un acto importante a nivel colectivo: no se mata a un individuo cualquiera sino a quien lidera o gobierna a determinado grupo de personas y por esto los resultados son más impactantes.

El impacto que un acto como este puede tener en una comunidad

Tal como señalamos más arriba, cualquier acto de homicidio representa un tipo de crimen y claramente miedo, temor o dolor en los individuos cercanos a aquella persona que ha sido muerta. Pero cuando hablamos de magnicidio el resultado es mucho más impresionante ya que estamos hablando de una persona que es significativa para un número muchísimo más grande de personas, especialmente si hablamos de una figura tal como un presidente o un líder político que, por otro lado, representa a una gran cantidad de personas.

El magnicidio ha sido un recurso en momentos específicos de la historia y en todos los casos encontramos comunidades devastadas, impresionadas, en las que cunde el pánico rápidamente ya que si la persona a la que más se debe cuidar queda expuesta a un asesino, el común de la sociedad siente un claro nivel de desprotección.

Tales son los casos del asesinato de John F. Kennedy, presidente para el momento de su muerte de Estados Unidos o el de un líder social de clara importancia como Mahatma Gandhi, líderes que en su ausencia generaron un vacío emocional difícilmente solucionable.

Motivaciones detrás de un acto cruel y planeado

En la mayoría de los casos, el magnicidio implica un claro nivel de preparación y planeamiento ya que la persona que decide cometer este tipo de crimen sabe que aquel a quien quiere dañar puede contar con protección o ser inalcanzable para el público general. Al mismo tiempo, las motivaciones detrás de este tipo de actos pueden rondar en cuestiones tales como descontento o malestar político, odio racial, resentimiento, venganza, fanatismo o incluso miedo de que esa persona lleve a cabo cambios que puedan afectar la realidad o privilegios de quien se convierte en un magnicida.

Imágenes: Fotolia. arthurhidden - mato181

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos