Importancia del Manual Carreño

En cualquier sociedad de cualquier época hay una serie de pautas cívicas que deberían ser respetadas por todos. Se trata de un conjunto de normas y valores que a lo largo del tiempo han sido etiquetados de distintas maneras: urbanidad, civismo, buenos modales, formación del espíritu, educación para la ciudadanía, etc. Independientemente del término utilizado, es importante que el conjunto de una sociedad se comporte con criterios basados en el respeto y la buena educación.

En 1853 el pedagogo y músico venezolano Manuel Antonio Carreño publicó un libro sobre los principios morales y las normas de educación básicas que deben guiar el comportamiento de los jóvenes, conocido popularmente como el "Manual Carreño". En el lenguaje de los venezolanos cuando alguien se comportaba de manera grosera o inapropiada se decía de él que "ese no conoce a Carreño".

En su época fue un texto revolucionario

Las normas de urbanidad y los principios morales recogidos en el manual fueron considerados muy avanzados para su época, ya que el texto iba dirigido a los dos sexos y en el siglo XlX la educación de las mujeres era una rareza y solamente se orientaba a los varones de las clases altas.

Por otro lado, las autoridades educativas de España incorporaron el manual en la enseñanza primaria.

Durante décadas el manual se fue reeditando de manera periódica en distintos países de Latinoamérica y se convirtió en un referente moral para varias generaciones. Desde un punto de vista histórico, el texto de Manuel Antonio Carreño es de gran utilidad para conocer la mentalidad del siglo XlX y su evolución a lo largo del tiempo.

Si bien es un documento que no conecta con la realidad del siglo XXl, algunas de sus recomendaciones son perfectamente válidas para cualquier época

Ciertas recomendaciones del manual son muy curiosas para nuestra mentalidad. En el siglo XlX y principios del XX se consideraban de obligado cumplimiento algunas normas: los tobillos de las mujeres debían cubrirse y sus pañuelos tenían que llevar sus iniciales, los hombres debían besar la mano de las damas y no podían entrar en ningún sitio con el sombrero puesto.

Por otro lado, el texto de Carreño está impregnado de religiosidad y en él se especifica que el cumplimiento de los deberes sociales tiene como finalidad satisfacer la voluntad de Dios.

El Manual presenta algunas recomendaciones que tienen absoluta validez para nuestro momento presente y para cualquier época. Así, se aconseja respetar a los padres, ser educados y corteses con todas las personas, ayudar a los más necesitados, controlar la ira y los deseos de venganza y no acumular deudas.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos