Importancia del Mar mediterráneo

Mar MediterraneoEs una de las masas de agua más preciadas de nuestro planeta por formar parte de los continentes asiático, europeo, y africano, y por ser para ellos, desde tiempos legendarios hasta hoy, una zona protagonista de intensas y fructíferas transacciones comerciales y culturales.

Sus aguas no solo bañan las costas de Europa, sino que también es una conexión de este contiente con África, y además permite llegar hasta Asia, desembocando en su flanco occidental en el Océano Atlántico, aunque se suele considerar como una masa de agua independiente al mismo, recibiendo por ello su nombre que indica que está rodeado por tierras.

En épocas antiguas donde el Imperio Romano era una potencia mundial, esta zona era conocida como Mare Nostrum, ya que en pleno apogeo todas las costas que eran bañadas por las aguas del actual mar mediterráneo estaban bajo su poderío, aunque lo cierto es que esta zona ya era poderío de grandes civilizaciones antiguas, como los Fenicios que la utilizaban para comerciar su especialización en alfarería y viticultura, siendo esto último donde se destacaron ampliamente.

Otra de las grandes potencias de épocas de antaño, la Antigua Grecia, tenía en el mar mediterráneo y todos los mares griegos que allí desembocaban no solo una fuente de inspiración para los filósofos que transitaban sus orillas, sino también la ubicación geográfica de mitos y leyendas cuyos protagonistas tenían batallas, y hasta seres mitológicos que habitaban la profundidad de sus aguas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, esta zona capturó la atención de Mussolini, que intentó dominarla, dados los beneficios estratégicos que tiene. Por su parte, Gran Bretaña aparecía como responsable del Mediterráneo Oriental desde su presencia en Egipto, y Francia se imponía en la área Occidental.

Principal vía comercial y cultural del planeta

Su valor mercantil ha sido el motivo de cruentas disputas a lo largo de la historia y la “casa” que vio florecer a las civilizaciones más destacadas de la historia occidental: Grecia, Roma, Egipto, entre otras.

Punto de interés turístico y emblema de biodiversidad

Alberga relevantes puertos: Valencia, Génova, Venecia, Baleares, Barcelona, Livorno, Santorini, entre otros, aportándole a dichas ciudades beneficios turísticos únicos, siendo destinos seguros y obligados de muchos cruceros que transitan por allí, más las mencionadas ventajas para la comercialización de productos locales y foráneos.

El turismo lo elige y se vuelca masivamente a sus costas por el inmejorable clima que ofrece: mucho sol y temperaturas templadas que permiten pasar largas horas en sus playas, que también sobresalen por presentar paisajes de ensueño.

El característico color azulado de sus aguas lo singularizan y han dotado a sus costas de una belleza original, especialmente en las islas griegas y croatas.

Está inserto en una zona referente en materia de biodiversidad por lo cual la variedad de su flora y fauna es fantástica.

Incursión humana irresponsable

Si bien existe legislación que regula su conservación no está exento de las hostilidades naturales y humanas que afectan a todo el planeta: contaminación, calentamiento global, exceso de pesca, y prácticas altamente destructivas en este sentido.

La actividad pesquera se ha multiplicado ostensiblemente y supera lo que las aguas soportan.

El turismo poco cuidadoso, y las actividades industriales, han aumentado los niveles de contaminación de sus aguas.

Por su parte, el cambio climático incrementó el grado de sal y de temperatura del agua.

Y como si esto ya no fuese suficiente este nuevo siglo le sumó una nueva problemática a las mencionadas: la humanitaria.

La crisis migratoria que afecta a Europa es la más importante desde la Segunda Guerra Mundial y parece no tener al momento fin, ni soluciones políticas.

Un mar de tragedias de migrantes

El Mar Mediterráneo es recurrentemente el escenario de trágicas historias de migrantes que huyen de la guerra y del hambre, y que también mueren durante ese intento de huida.

Y una vez más la política se comporta con mezquindad e indiferencia ante tremendo flagelo.

En la semana del 23 de junio de 2018 hubo un caso de un buque, con más de 200 migrantes a bordo, al cual no le permitieron el ingreso ni en Malta ni en Italia, quedando varado en un limbo político de indiferencia ante la indignación de los protectores de derechos humanos.

Precisamente, Italia expone y mantiene su postura con tal decisión, correspondiente al gobierno de Sergio Mattarella, que asumiera el primero de Junio de 2018, sosteniendo un fuerte mensaje ultranacionalista y xenófobo, sin tratar de buscar soluciones a una situación crítica que se repite.

Así, una gran parte de Europa que en un comienzo se mostró humana ante la problemática, dando refugio y oportunidades a estas personas, hoy, exhibe sin tapujos sus miserias y falta de humanidad.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos