Importancia de María Parado de Bellido por la Independencia del Perú

Es de esas mujeres que aunque no gozó de la popularidad de otros héroes de la independencia americana y por tanto su nombre no abunda ni sobresale en los libros de historia como los del General San Martín o Simón Bolívar, claramente a razón de su género, fue una de las mujeres que trabajó activamente a favor de la emancipación de su patria durante el siglo XIX.

No peleó en el campo de batalla, tarea reservada exclusivamente a los hombres, pero desplegó un trabajo de inteligencia muy efectivo que le permitió a las fuerzas patriotas conocer los movimientos y la calidad del armamento que disponía el ejército realista

En dicho enfrentamiento resultó ser crucial conocer de antemano los desplazamientos de los enemigos y las herramientas con las que podía hacer daño, para anticipárseles, y ella se las ingenió para obtener todos esos datos y de inmediato ponerlos en conocimiento de los patriotas…

Era oriunda de Huamanga (Virreinato del Perú), donde nació entre 1760 y 1777, en el seno de una familia conformada por un padre criollo y madre indígena.

No recibió instrucción como era uso y costumbre por aquella época ya que a las mujeres solo se las preparaba para las tareas domésticas, era analfabeta, sin embargo, ello no le impidió ingeniárselas para hacerle llegar a su esposo, partícipe del bando independentista, la información sobre el enemigo

Un amigo le hizo el favor de escribir las cartas que le dirigía a su esposo y las firmaba ella con su segundo nombre.

Su esposo fue Mariano Bellido, hombre de negocios, con quien tuvo siete hijos de los cuales dos de ellos también participaron de la lucha para liberar la patria bajo las órdenes del General San Martín y de Juan Álvarez de Arenales

Cuando es descubierta por las autoridades españolas fue apresada de inmediato y se la sometió a un cruel interrogatorio con tortura incluida.

Se le impuso una sentencia de muerte por alta traición

Con la misión de hacer caer a sus cómplices, los españoles le ofrecieron perdón de muerte si confesaba y delataba a sus compañeros.

Sin embargo, demostró un valor y coraje impecables, negándose rotundamente a delatarlos y aceptó morir con la más grande dignidad que alguien pueda tener

Asumió que su decisión era la correcta porque de ella dependía el triunfo de la revolución y la emancipación peruana que finalmente se consiguió gracias a personajes tan valiosos como ella.

Fue ejecutada en la plaza del pueblo frente a la vista de todos, el 1 de mayo del año 1822

Hoy goza del reconocimiento como mártir y heroína de la independencia peruana.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos