Importancia del Matrimonio

El matrimonio es uno de los lazos públicos más importantes entre dos personas que mantienen una relación afectiva. Teniendo en cuenta su significado, podemos decir que matrimonio y casamiento son sinónimos, usándose el primero de manera más formal, especialmente cuando se relaciona con ritos religiosos.

La cultura en torno al hecho de estar unidos en matrimonio, ya sea legal o religioso, da un peso y una responsabilidad diferente a un concubinato, aunque éste sea tan estable y duradero como el otro. La gente crece en una tradición transmitida de generación en generación de que un día encontrará a alguien con quien se casará y tendrá su propia familia. La importancia que se le da a esta celebración prescinde de religión o clase social siendo compartida por la mayoría de la población hasta el día de hoy. El matrimonio confiere a la pareja ciertos privilegios que destacaremos a continuación.

Reconocimiento Jurídico

Muchas parejas escapan de los rótulos o la burocracia de oficializar legalmente la unión, sin embargo, en casos de separación o viudez podemos decir que el trabajo para acreditar la relación es mucho mayor que los trámites de un registro civil. Por lo tanto, el punto más importante de un matrimonio civil es el reconocimiento legal de la unión y los derechos vinculados a los protagonistas, tales como:

- Elegir el tipo de reparto de los bienes adquiridos tanto antes como durante la unión. La pareja puede optar por compartir todo, el famoso lo mío es tuyo, o simplemente lo que se construyó juntos después de firmar el contrato de matrimonio. También hay parejas donde uno de ellos tiene un patrimonio extremadamente superior al otro y opta por la separación de bienes como una forma de protegerse en caso de una separación litigiosa en el futuro.

- la presunción de paternidad de los hijos de esta unión donde evidentemente el hombre es el padre del hijo hasta prueba en contrario. Estos hijos también son considerados “legítimos”, es decir, de padres casados.

- La herencia debida al viudo que puede ser repartida entre los hijos del causante (cuando los tenga) dependiendo obviamente del tipo de repartición contratada.

Aceptación en la comunidad religiosa

El rito del matrimonio está presente en varias matrices religiosas y otorga credibilidad pública a la pareja en la comunidad religiosa. La afirmación de la vigencia de esa pareja como nuevo núcleo familiar debe ser respetada a partir de ese momento, es decir, los miembros de esa unión ya no están disponibles para relacionarse afectivamente con otras personas. La fidelidad se promociona como uno de los beneficios del matrimonio, así como el "consentimiento" para las relaciones sexuales entre la pareja, que a menudo se considera pecaminoso cuando se mantiene antes o fuera del matrimonio.

Teniendo en cuenta que el 70% de la población mundial declara seguir alguna religión, la ceremonia nupcial es de gran importancia para la aceptación del matrimonio dentro de esta comunidad, siendo un rito popular asociado muchas veces a la realización de una fiesta de celebración.

Cuando hablamos específicamente de unión cristiana, tenemos al matrimonio como centro de una alianza sagrada de los cónyuges ante Dios en la que se comprometen el uno con el otro y con la familia que se creará a partir de esta unión. La palabra se destaca en el Código de Derecho Canónico (Canon) como podemos ver en el pasaje 1055.

Crecimiento personal

Un beneficio tácito de estar unidos en matrimonio es la idea de tener a alguien con quien compartir la vida en las buenas y en las malas. Crear nuestra propia familia nos hace buscar nuevas metas, ser mejores, preocuparnos por alguien que no sea nosotros mismos, aprender a equilibrar nuestro temperamento, descubrir nuevas etapas juntos como la crianza de los hijos y el envejecimiento. En definitiva, te permite crecer como persona.

No necesariamente es definitivo

Aunque algunas religiones no manejan fácilmente el concepto de divorcio, es importante señalar que ningún matrimonio es definitivo, especialmente cuando una o ambas partes están insatisfechas o infelices. Nadie entra en una relación pensando en su posible final, sin embargo, es importante resaltar la relevancia de que el conocimiento sobre la posibilidad de una separación -cuando sea necesaria o consensuada- es algo tangible y actualmente mucho más aceptado por la sociedad que hace unos años.

Matrimonio homoafectivo

La comunidad LGBTQIA+ ha estado luchando en los últimos años por las uniones del mismo sexo (entre dos personas del mismo sexo) para ganar el derecho al matrimonio otorgado a otras parejas y por más que han conquistado ciertos derechos legales, este tema todavía tiene mucho evolucionar tanto legal como religiosamente.

En el tema legal, la mayor victoria es que el derecho a la unión civil (el equivalente legal del matrimonio) todavía no está permitido en todos los países y, a menudo, solo en algunas regiones de un país determinado, como en los Estados Unidos. Esta unión protege a la pareja principalmente en los casos de herencia donde el cónyuge no tenía previamente derecho a los bienes construidos durante la relación y también habilita los procesos de adopción con la validación de ambos padres en los documentos de los hijos adoptados.

Sin embargo, el hecho de que la mayoría de las religiones y, en consecuencia, su comunidad se nieguen a aceptar las relaciones entre personas del mismo sexo al impedir cualquier tipo de ceremonia de confirmación religiosa, muestra cuán importante puede ser el matrimonio, especialmente cuando se lo niegan.

 

Relacionado

Comentarios

Sea el primero en comentar, exprese una opinión/crítica del tema, para sumar valor. Los comentarios son moderados, y su email nunca se compartirá. Gracias.

 

Recomendamos