Importancia de la Mortalidad Infantil

El registro de la mortalidad infantil es un dato excepcionalmente importante para conocer la calidad de vida de los niños y niñas en una sociedad o comunidad determinada. Este dato permite saber mucho más sobre los primeros momentos de la vida que simplemente el número de bebés que mueren y es por eso que debe ser recabada anualmente en los centros de salud y hospitales de la comunidad para poder tener una idea clara de causas y consecuencias del fenómeno.

¿Qué valor tiene conocer la cantidad de muertes infantiles al año?

En primer lugar debemos decir que la mortalidad infantil es un dato particular y preciso. Se genera en torno a la cantidad de bebés que mueren antes de cumplido el primer año de su nacimiento, por lo que quedan fuera de este registro otras muertes infantiles cuando el niño tiene más de un año. El objetivo de este dato es tratar de establecer cuántos bebés no pueden superar ese período de tiempo que desde la medicina se considera esencial para que el organismo desarrolle anticuerpos y pueda verse fortalecido de por vida.

Se estima que un bebé que no puede sobrevivir al año de vida es un bebé que ha enfrentado diferentes complicaciones de salud, la mayoría de ellas evitables o medibles. Así, si bien siempre existe un margen de enfermedades y condiciones de salud que son irreversibles, el dato de la mortalidad infantil nos permite saber si en una comunidad son abundantes los casos de niños que mueren por transmisión de enfermedades virósicas, enfermedades inmunodepresoras, por situaciones específicas que no pueden remediarse, etc.

¿Qué pasaría si no existiera este dato oficialmente?

Todos los Estados y gobiernos deben contar con el dato de la mortalidad infantil de manera oficial. Al mismo tiempo hay organizaciones no gubernamentales como UNICEF que registran esta información especialmente en las zonas vulnerables o de crisis humanitarias. Tener una idea acabada de cuál es la situación y la calidad de vida de los bebés en una región o país permite establecer con mucha más claridad el trabajo a cumplir, es decir, aquel que tenga por objetivo asegurarle a los recién nacidos una buena expectativa de vida.

Sin la existencia de este registro, como lo fue a lo largo de la mayor parte de la historia de la Humanidad, las muertes evitables en el momento del nacimiento hasta el año serían mucho más altas. Hay enfermedades o problemas que son acuciantes en ese momento de vida y conocerlos con mayor certidumbre nos permitirá prevenir o evitarlos.

Imagen Fotolia: Brengre, Galitsin

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos