Importancia del Movimiento de Traslación

Movimiento de TraslacionEl fenómeno de traslación se refiere al movimiento lineal uniforme que un objeto puede tener a través del espacio al desplazarse de un sitio a otro. En el caso de los planetas pertenecientes a un sistema solar, este movimiento se genera en torno a un astro como consecuencia de su fuerza gravitacional, produciéndose una trayectoria elíptica o semicircular, tal y como es en el caso de nuestro planeta azul. La Tierra se desplaza de forma elíptica alrededor del sol, sin cambiar la dirección de su trayectoria ni su velocidad, brindando con esta constancia la posibilidad de tener variaciones climáticas predecibles hasta cierto punto y la diversidad en la distribución de la exposición a los rayos del sol, tanto en cantidad como en intensidad.

Desde el contexto de la física, este fenómeno es uno de los tres tipos de movimientos que pueden experimentar los objetos, siendo los otros dos: la rotación sobre el propio eje del objeto, y la vibración.

Estaciones del año

El proceso ocurre a una velocidad aproximada de 30km/s, para lo que se requieren 365 días, 6 horas y unos 15 minutos para realizar un giro completo en torno a nuestro astro central, período de tiempo al cual denominamos año. Durante este tiempo, el sol se encuentra en los puntos más próximos y lejanos a la Tierra, lo que se conoce como el perihelio y el afelio respectivamente.

La variación de distancia entre la Tierra y el sol, producto de la órbita elíptica que recorre provoca cambios muy notables en el clima de cada zona de la Tierra, ya que las estaciones del año se generan como consecuencia de que a lo largo de toda esta elipse, el planeta se encuentra expuesto a los rayos del sol de manera distinta, por encontrarse más cerca de algunos lugares que de otros, haciendo a su vez por la inclinación terrestre que el área del hemisferio Norte reciba mayor cantidad de luz y calor que la del hemisferio Sur. Además, el movimiento de traslación influye en otros procesos naturales como las mareas, la duración de los días y las noches, y en la forma en que los seres vivos se adaptan a su entorno.

Distintos rayos de sol

Los rayos solares afectan a la Tierra de muchas formas. 1) En primer lugar son la principal fuente energía que ha hecho posible la existencia de vida en la Tierra, debido a que el calor y la energía de éstos permiten el proceso conocido como fotosíntesis, por parte de la mayoría de los organismos autótrofos; 2) al mismo tiempo, el calor del Sol produce temperaturas cálidas en la superficie terrestre, que ayudan a mantener los niveles de temperatura de la Tierra en un rango óptimo para la vida; 3) los rayos solares contribuyen a la existencia de los vientos generados en las masas de aire por medio de sus corrientes, produciendo como consecuencia fenómenos atmosféricos como las tormentas; y 4) los rayos solares también influyen en el comportamiento de los océanos, a través de la evaporación y la precipitación, así como la generación de movimientos entre las masas de agua con corrientes producidas también por las diferencias de temperatura, además del fenómeno de variación de las mareas inducido por la traslación que a su vez la luna experimenta alrededor de la Tierra.

Día y noche con otro asunto

Por otra parte, el fenómeno de rotación de la tierra, por medio del cual el planeta gira de forma constante sobre su mismo eje, es uno de los principales causantes de la existencia de tanta vida y también de que ésta sea tan variada.

La rotación de la Tierra, producto del efecto del propio campo electromagnético del planeta, nos proporciona el día y la noche, los cuales tienen una duración distinta como consecuencia directa del movimiento de traslación y la variación que este genera sobre la incidencia ya descrita de los rayos solares.

El día y la noche en la región ecuatorial de la tierra mantienen una mayor paridad de horas que lo experimentado hacia los polos. La Tierra tarda unas 24 horas en completar un giro sobre sí misma. El sol aparece por el este y se oculta cada anochecer por el oeste, como resultado de esta rotación, proporcionando la luz diurna en todas las partes del planeta en distintos horarios, lo cual también ayuda a regular la temperatura de la superficie del planeta por medio del cambio en la exposición a la fuente de calor, siendo así que la mayor importancia de los fenómenos del movimiento de traslación y de rotación de nuestro planeta es haber creado las dinámicas energéticas necesarias para el sustento de la vida tal y como la conocemos.

Referencias

García, S. (2011). Sol, Tierra y Luna. Movimientos relativos y sus consecuencias. Revista Eureka sobre enseñanza y divulgación de las ciencias, 8, 512-518.

Paschini, M. & Tommasiello, M. (2017). Rotación y traslación de la Tierra: un estudio sobre lo que se enseña y lo que ves. Comunicações, 24(1), 113-124.

Plasencia, E., Matos, L., Posadas, A., & Cabrera, C. (2007). Estimación horaria de la irradiancia solar total extraterrestre. Revista del Instituto de investigación de la Facultad de minas, metalurgia y ciencias geográficas, 10(19), 72-77.

Trabajo actualizado en Enero 2023, respecto de la primera versión en enero, 2014.

 

Relacionado

Comentarios

Sea el primero en comentar, exprese una opinión/crítica del tema, para sumar valor. Los comentarios son moderados, y su email nunca se compartirá. Gracias.

 

Recomendamos