Importancia de los Músculos y la Masa Muscular

La importancia de los músculos radica en que son estructuras imprescindibles para que se produzcan los movimientos. Esto se debe a que se encuentran formados por una serie de fibrillas capaces de deslizarse unas sobre otras permitiéndole cambiar su tamaño acortándose o estirándose.

Estas fibrillas conforman lo que se conoce como masa muscular, a mayor masa muscular mayor fuerza y resistencia del músculo.

Existen tres tipos de músculos en el cuerpo, el músculo estriado, el músculo liso y el músculo cardíaco.

Los músculos estriados son los principales músculos del cuerpo

Ellos tienen como principal característica que pueden ser movilizados a voluntad.

Los músculos estriados se fijan sobre los huesos, bien sea por sus extremos (tendones) o, menos comúnmente, a lo largo de todo su trayecto. Cuando el músculo se contrae se acorta, lo que hace que los huesos se acerquen. Un ejemplo de esto es al flexionar el codo. En la cara anterior del brazo se ubica un músculo llamado bíceps, este se inserta por su extremo superior en la parte superior del hueso del brazo llamado húmero y en su parte inferior en el hueso del antebrazo conocido como radio. Cuando el bíceps se contrae se acerca el antebrazo al brazo ocurriendo la flexión del codo. Para que el antebrazo vuelva a extenderse deberá acortarse el músculo ubicado por detrás del brazo llamado tríceps que tiene el efecto contrario.

De esta manera vemos que los músculos son necesarios para una serie de importantes funciones que incluyen:

- Ejecución de los movimientos
- Mantener posturas
- Mantener el equilibrio

Importancia del músculo liso

El músculo liso se ubica en las vísceras. Forma parte de la pared de los órganos huecos y de los vasos sanguíneos, siendo necesarios para que ocurra la propulsión del contenido ubicado en su interior. Estos músculos actúan bajo del estímulo del sistema nervioso autónomo, por lo que no pueden ser controlados por la voluntad.

Los músculos lisos a nivel del aparato digestivo son responsables de los movimientos que permiten realizar la digestión de los alimentos y de trasportarlos en su camino a lo largo del tubo digestivo.

En el aparato respiratorio contribuyen junto a estructuras llamadas cilios a la expulsión de secreciones de la vía aérea.

El aparato urinario también cuenta con músculo a nivel de las estructuras tubulares que actúan como conducto para el trasporte de la orina, así como en la vejiga. En esta última la contracción del músculo liso es importante para poder efectuar la micción.

En el aparato genital la contracción muscular es imprescindible para la eyaculación y para el parto.

Los distintos esfínteres ubicados en el aparato digestivo y urinario son músculos. Estos se mantienen contraídos para evitar la pérdida de su contenido y se relajan para facilitar su salida.

Otra estructura donde el músculo liso juega una importante función es en la pared de los vasos sanguíneos. De hecho, la pérdida del tono muscular en las venas es la principal causa del desarrollo de las dilataciones conocidas como várices.

Importancia del músculo cardíaco

El corazón está formado por un tipo especial de músculo conocido como músculo cardíaco. Se trata de un tejido capaz de contraerse de forma contínua y permanente a lo largo de la vida, lo que requiere de una serie de condiciones específicas para poder cumplir esa función.

Al igual que ocurre con el músculo liso, el músculo cardiaco actúa bajo efecto del sistema, nervioso autónomo por lo que su función no puede ser controlada por la voluntad.

Imagen: Fotolia. Peter Hermes, High_Resolution

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos