Importancia del Nacionalismo

Dentro de las corrientes ideológicas de la Modernidad, no hay duda alguna que hace falta prestarle atención al nacionalismo como representate de un grupo importante de valores que se mantienen fuertemente en la actualidad y que pueden servir para representar a grupos de diferente índole.

¿Cuándo y cómo surge el nacionalismo?

Es muy común que pensemos que la ideología que aquí describimos ha existido desde siempre. Podemos decir que en la historia de las sociedades humanas se han desarrollado sentimientos similares en mucho al nacionalismo tal como lo conocemos hoy, pero no hay duda alguna que cuando hablamos de esta corriente de pensamiento hacemos referencia a algo mucho más complejo e interesante de explicar.

Relacionada con la idea de nación, esta corriente es aquella que busca defender y ensalzar los elementos que hacen a una comunidad y que hermanan a sus miembros. La nacionalidad, se considera, es parte fundante de la identidad y por eso a partir del siglo XIX se comienza a desarrollar con más fuerza un gran número de movimientos en Europa que tanto por derecha o por izquierda reivindicarán la noción de nacionalismo.

Los caracteres que definen la identidad nacional de una persona o de un colectivo

Lo interesante que yace detrás de la noción que aquí buscamos definir es el hecho de que sirve tanto para construir la identidad de un individuo como de un colectivo o de la sociedad en su conjunto. Esto es así ya que la nacionalidad no es algo que determina solamente a una persona sino que la entiende como parte importante y necesaria para la existencia de un colectivo social con características similares.

Por lo general, el nacionalismo defiende y retoma aquellos elementos que hacen a la historia de una comunidad, el lenguaje original, la búsqueda por sus tradiciones y costumbres, la idiosincracia de esa sociedad y muchos otros elementos que pueden ir transformándose o reafirmándose dependiendo de cómo se interactúe con otras sociedades.

Las vertientes de derecha y de izquierda

A diferencia de lo que ocurre con otras corrientes de pensamiento, el nacionalismo tiene la singularidad de que puede ser retomado tanto por movimientos de derecha como de izquierda, es decir, movimientos que se hallan en las antípodas de la escala de valores o intereses de la política.

Tan apasionante es el debate sobre la nacionalidad que mientras movimientos de derecha lo toman como una búsqueda necesaria de volver a determinados elementos o al pasado glorioso que alguna vez se perdió, movimientos de izquierda lo toman como una manera de enfrentar a los países o potencias poderosas del mundo defendiendo la soberanía nacional y local.

Imágenes: Fotolia. tiagozr - evilinside


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos