Importancia del Naufragio del Titanic

Una noche de abril de 1912 el mayor transatlántico jamás construido chocó inesperadamente contra un iceberg y en pocas horas acabó en las profundidades del océano. El hundimiento del Titanic es mucho más que el relato de una simple catástrofe en la historia de la navegación.

Este episodio histórico puede analizarse desde muchas perspectivas: el relato de los supervivientes, las múltiples anécdotas que lo rodean o el análisis de los errores humanos asociados al accidente.

También, es posible analizar lo sucedido como una parábola de la que podemos extraer algunas enseñanzas.

¿Qué podemos aprender?

Quienes construyeron el Titanic afirmaron que era un buque indestructible, pero la realidad de los hechos demostró todo lo contrario. Esto nos recuerda que en muchas ocasiones confiamos en nuestras propias fuerzas y creemos que podremos superar todos los obstáculos.

El capitán del buque fue advertido en varias ocasiones de la posibilidad de chocar contra un iceberg, pero consideró que la situación estaba bajo control. Esto debería enseñarnos que no siempre estamos en posesión de la verdad y que existe la posibilidad de estar profundamente equivocados.

Quienes han estudiado las características técnicas del Titanic afirman que el transatlántico fue construido con prisas y sin las adecuadas medidas preventivas. De igual manera, si vamos a poner en marcha un gran proyecto tenemos que ser cautos y tomar medidas para evitar errores indeseables.

Cuando en 1985 se encontraron los restos del buque, se pudo comprobar que los remaches empleados para fabricar el casco no eran iguales y que fueron colocados de manera irregular. Esto nos recuerda que en cualquier gran proyecto todos los detalles importan.

Solo pudieron salvarse 700 pasajeros y más de 1500 fallecieron

Hoy se sabe que el número de supervivientes habría sido muy superior si los pasajeros hubieran colaborado durante el hundimiento.

Si bien la causa última del hundimiento fue el impacto con el iceberg, todavía hay enigmas que no han sido aclarados. En este sentido, es probable que nunca lleguemos a una conclusión definitiva sobre algo, pero esto no significa que debamos renunciar a la búsqueda de la verdad.

Siempre hay algún hielo invisible que pone en peligro nuestros planes

El iceberg con el que colisionó era una roca de hielo de gran tamaño pero que no era fácilmente visible durante la noche. Algo similar puede ocurrir a cualquiera de nosotros, que no vemos con claridad ciertos peligros y creemos que todo está bajo control.

Imagen: Fotolia. Archivist

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos