Importancia de la Nube (Cloud Computing)

nubeTradicionalmente, las personas han almacenado y traslado sus pertenencias en cajas o archivadores, toda clase de objetos tales como como cintas VHS, vinilos, fotografias en papel 10x15 o tarjetas de visita.

Los objetos que se pueden ver y tocar siempre han formado parte de la vida de las personas y, aunque todavía siguen siendo piezas centrales, en algunos casos están siendo substituidos por su homólogo en el mundo digital. ¿Dónde quedó la revolucionaria innovación del Compact-Disc? El formato de música digital MP3 lo desterró a considerarse un objeto más cercano a los nostáligos y menos cercano a una sociedad que anda en busca de soluciones prácticas y productivas.
La popularización de Internet y la ingeniería en las redes físicas e inalámbricas ha desembocado en el diseño de nuevas formas de almacenar y acceder a datos de forma remota, adaptándose a las nuevas necesidades de consumidores y profesionales, en constante movimiento y con la imperativa necesidad de acceder a sus “pertenencias” desde cualquier lugar provisto de una conexión a Internet: en la segunda década del siglo XXI se acotó la idea de la Nube (the cloud, en inglés).

¿Qué es la Nube? Es un espacio virtual, de uso individual o compartido, donde alojar archivos de todo tipo destinados a un sinfín de necesidades de carácter personal o profesional. La nube viene a ser substituto o complemento de los medios tradicionales para almacenar y compartir información: discos duros, memorias flash, tarjeras de memoria o unidades de CD/DVD.

La importancia de la nube ha ido adquiriendo fuerza y relevancia a medida que las personas han tomado conciencia de la necesidad de guardar datos personales a buen recaudo, compartir contenido digital de forma rápida e instantánea, y al tiempo que los soportes “físicos” han sido menos accesible o limitados en sus capacidades de manejo de archivos.
Si bien las memoria USB siguen siendo un medio fisico muy factible para trasladar grandes cantidades de datos de forma puntual y para un propósito determinado, el uso de la nube se ha convertido en un medio más factible para compartir archivos sin necesidad de contacto físico entre las personas: aunque parezca una contradicción, la nube es una solución de almacenamiento en Red muy social, tanto que incluso proveedores como Dropbox se han integrado totalmente en Facebook, la red social por excelencia.

La nube ha despegado socialmente gracias a las cualidades técnicas de las redes móviles (3G HSPA+) y a la banda ancha de soluciones ADSL y Fibra Óptica: la velocidad de carga en estas redes ha contribuido a un rápido almacenamiento de cientos de Megabytes de datos en unos pocos minutos. Dropbox es uno de los servicios en la nube de uso habitual entre los usuarios de dispositivos móviles y PCs, con acceso a más de 5GB de almacenamiento gratuito para compartir fotografías y vídeos a distancia, ya sea a través de correo electrónico o Facebook.

La nube da confianza a aquellas personas preocupadas por tener un sitio seguro donde poder almacenar información más susceptible de ser perdida o deteriorada: los discos duros de ordenadores, los Cds o DVDs con datos y las memorias USB pueden terminar fallando con el tiempo o incluso perderse.

Tener los datos en la Nube es muy ventajoso por que el usuario puede acceder a ellos desde cualquier dispositivo con acceso a Internet, bien sea una computadora, un tablet o un Smartphone. Gracias a la nube se puede comenzar a editar un documento desde un teléfono móvil y terminar de prepararlo desde un PC unas horas después, guardándose los datos en la cuenta online personal.

La nube es una solución no solo destinada a almacenar, sino a compartir. Gracias a ella, una persona puede compartir un extenso álbum de fotografías con varios amigos, enviándoles un enlace de descarga, y sin la necesidad de intercambiar con cada uno de ellos el contenido con un CD/DVD o memoria USB.

La nube también cuenta con el gran atractivo de poder realizar copias de seguridad de los datos almacenados en un tablet o Smartphone, de forma remota, conectado a una red 3G/4G o a banda ancha por Wi-Fi. Es habitual que servicios de almacenamiento online se integren en el software de un Smartphone para que las fotografías tomadas con el dispositivo se almacenen automáticamente en la nube una vez el usuario se conecte a una red Wi-Fi o incluso al utilizar una red móvil.

La nube no es solamente un espacio privado en Internet, es el lugar al que acudir si se necesita acceder a una información espejo de lo que se tiene en el disco duro del PC. La nube también es una nueva forma de acceder a documentos, imágenes, música o vídeos con total libertad, evitándose tener diversidad de datos dispersos entre diferentes dispositios.

Tiempo atrás, los PCs eran las principales herramientas de trabajo, formación o de entretenimiento, y en ellos se concentraba todo el contenido que las personas pudieran necesitar en un momento dado. Un tiempo después, las personas tienen acceso a varios tipos de dispositivos electrónicos desde los cuales editar documentos, visualizar imágenes, reproducir música o compartir video, de forma que los servicios en la nube se convierten en la solución más flexible para trabajar con contenido en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Asimismo, los usuarios tienen ahora la confianza de tener los datos a salvo, sin ocupar un espacio físico, y sin miedo a que el medio físico (disco duro, DVD/CD o memoria USB) pueda deteriorarse o perderse.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos