Importancia del origen de la Democracia Ateniense

Hay maneras distintas de etiquetar la idea de democracia, ya que puede ser parlamentaria, asamblearia, directa, popular o participativa. Cada una de éstas y otras etiquetas aporta un matiz concreto a la idea fundamental, que no es otra que el gobierno del pueblo. Sin embargo, hay un acuerdo general sobre el origen histórico de la democracia, ya que fue en la Atenas de Pericles en el siglo V a. C cuando se instauró por primera vez un sistema de gobierno en el que no mandaban unos pocos sino que todos los ciudadanos intervenían en el gobierno de la ciudad.

El modelo ateniense es la referencia universal para el conjunto de sistemas democráticos que actualmente existen

Los ciudadanos de la polis de Atenas tenían conciencia de pertenecer a una comunidad independiente antes de que se instaurara la democracia tras el periodo de los Treinta tiranos.

Todos los ciudadanos participaban en la asamblea, también conocida como ecclesia. En ella se deliberaba sobre los asuntos del gobierno de la ciudad. En este sentido, solamente los gobiernos actuales de los cantones suizos tienen un sistema semejante al de los atenienses.

Para formar parte de la asamblea era necesario cumplir con ciertos requisitos: ser hijo de padres atenienses y haber cumplido la mayoría de edad establecida (se alcanzaba a los 18 años, pero durante los dos años siguientes se tenía que cumplir con el servicio militar).

i bien los extranjeros no tenían la ciudadanía ateniense, a través de un decreto un extranjero podía obtener la condición de ciudadano. Por otro lado, si un ateniense cometía ciertos delitos era inhabilitado y perdía sus derechos cívicos. No hay que olvidar que los esclavos y las mujeres no estaban incluidos en la categoría de ciudadanos.

Las convocatorias de la asamblea y el orden del día se anunciaban con cuatro días de antelación con el fin de reducir al máximo el absentismo de los ciudadanos.

Para los atenienses participar en la asamblea era una cuestión moral, ya que la felicidad personal no podía separarse del bienestar colectivo. Los atenienses no solamente participaban en las asambleas sino que también podían ser nombrados miembros de los diferentes tribunales de justicia.

Desde un punto de vista histórico el sistema democrático ateniense fue la consecuencia de una serie de transformaciones políticas, como las reforma de Solón o de Clístenes. Con ambas propuestas los atenienses pretendían poner freno a cualquier régimen tiránico. Sin embargo, el gran impulsor de la democracia fue Pericles (entre otras medidas, introdujo un salario para los ciudadanos que obtenían un cargo público y favoreció el acceso de las clases populares a la vida pública).

No todos los atenienses valoraban positivamente el sistema democrático

En las comedias de Aristófanes se representó una sátira para ridiculizar la democracia de Atenas (en sus comedias había una crítica al sistema de elección de los cargos públicos, a la demagogia de algunos líderes populistas y a la corrupción).

El filósofo Platón fue especialmente enérgico contra los ideales de la democracia, pues entendía que el pueblo no está capacitado para dirigir los asuntos de un estado.

Para Aristóteles el gobierno del pueblo podía desembocar fácilmente en una tiranía de la mayoría.

Arte Fotolia: olku

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos