Importancia de la Osteoporosis: ¿Proceso del envejecimiento?

El hueso es un tejido vivo formado por células, una matriz de colágeno y minerales que se disponen de una forma tal que brindan un armazón que nos permite movilizarnos al tiempo que brinda protección a órganos vitales como nuestro cerebro, el corazón y los pulmones. El hueso es además el principal reservorio de Calcio del organismo, allí se encuentra el 99% del total de este mineral, unos dos kilos, que es liberado a la sangre en donde cumple funciones en la actividad neuromuscular y en la liberación de sustancias como las hormonas y neurotransmisores en los sitios que son requeridos.

El tejido óseo es un tejido vivo que se recambia constantemente, en este proceso intervienen factores como el ejercicio, la actividad física, la exposición a la luz del sol y algunas hormonas como los estrógenos. El depósito de calcio en los huesos se inicia durante el desarrollo fetal a partir de allí va aumentando gradualmente hasta alcanzar su máximo en la edad adulta temprana, a partir de los 30 a 35 años disminuye este proceso, predominando la reabsorción sobre la formación de hueso nuevo con lo cual comienza el deterioro óseo.

La pérdida de la matriz mineral ósea disminuye la resistencia del hueso y constituye una enfermedad conocida como Osteoporosis, cuya principal característica es el incremento en el riesgo de sufrir fracturas. Esta enfermedad aumenta su incidencia en la medida que aumenta la edad, en las mujeres este proceso se acelera con la menopausia por la diminución en la producción de estrógenos. Existen otros factores que aumentan el riesgo de padecer Osteoporosis como son el sedentarismo, dieta baja en calcio, la alta ingesta de café y refrescos, el uso de algunos medicamentos como diuréticos, esteroides y hormona tiroidea.

La Osteoporosis es una enfermedad silenciosa, es decir no produce síntomas, muchas veces su primera manifestación es una fractura ante un traumatismo leve, especialmente en columna, muñeca o cadera. Para hacer el diagnóstico temprano de esta enfermedad se recurre a una prueba conocida como Densitometría Ósea, es un estudio radiológico no invasivo en el que se mide la densidad mineral del hueso.

La mejor y más efectiva intervención médica en Osteoporosis es la prevención de su aparición. Practicar ejercicios al aire libre regularmente, ingerir diariamente alimentos ricos en calcio, disminuir el consumo de café y refrescos son medidas efectivas. Ante la presencia de factores de riesgo o antecedentes familiares de esta enfermedad se debe practicar la Densitometría Ósea para hacer el diagnostico temprano e instaurar un tratamiento efectivo, el cual suele abarcar la combinación de calcio con vitamina D y medicamentos que disminuyen la reabsorción del hueso. Una vez presente esta enfermedad es necesario implementar medidas para evitar caídas con el fin de prevenir la aparición de fracturas y sus complicaciones.

Arte Fotolia: corbacserdar

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos