Importancia del Padrón Electoral

padron-electoralEn un estado democrático en el que se reconozca el derecho al sufragio activo, el padrón electoral es imprescindible, pues se trata de una herramienta para contabilizar y dejar una constancia de quienes pueden y han votado en las elecciones o en otro tipo de votaciones que requieran la voz del pueblo.

El padrón o censo electoral es pues una garantía democrática, ya que gracias a esta lista o base de datos, pueden contabilizarse de manera efectiva los votos. Así el padrón garantizaría que cada votante emita en las elecciones un único voto sin poder votar más de una vez en las urnas.

A la pregunta de si todo el mundo puede figurar en el padrón electoral, lo cierto es que dependerá de cada país; y es que cada uno de los países cuenta con normas diferentes a la hora de dejar a sus ciudadanos votar o no.

Podemos decir que la norma en un estado democrático es que cualquier persona mayor de edad y en plenas facultades mentales pueda emitir voto. Asimismo, es necesario recordar que este derecho no siempre ha sido igual de universal, pues la mujer no tenía dicho derecho hasta una época bastante reciente. Recordemos que la primera vez que se autorizó el voto femenino fue por error en 1776 en Nueva Jersey y el que el primer sufragio femenino aprobado fue en la isla Pitcairn en 1838. Asimismo en España, el sufragio femenino no estuvo reconocido hasta la Constitución de 1931, siendo en 1933 la primera vez que pudieron ejercer su derecho a voto.

Volviendo al padrón electoral, hay que señalar que este tipo de registro evitaría fraudes electorales como el antiguo y conocido Pucherazo. Esta práctica fraudulenta conseguía introducir más votos de lo que en realidad habían, usando incluso el nombre de personas ya fallecidas.

Teniendo en cuenta esto, es normal que el padrón electoral sea bastante riguroso. Durante unas elecciones, en los diferentes colegios electorales habilitados para las votaciones se colocan diferentes urnas y diversas mesas controlando dichas urnas.

En estas mesas nos encontramos a personas, elegidas entre toda la población censada en esa localidad, que se encargarán de pedir uno a uno el DNI o documento de identificación para corroborar que efectivamente figuren en la lista. Si ese nombre no figura en la lista la persona no podrá votar.

Por tanto, podemos entender que sin este padrón electoral, las votaciones en unas elecciones serían completamente caóticas, pues no podríamos realizar recuentos objetivos ni hablar de porcentajes reales.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos