Importancia de las Partes del Átomo

Para conocer algo en profundidad hay que familiarizarse con sus elementos constitutivos más simples y básicos. Si queremos conocer a los seres vivos, la unidad fundamental que deberá estudiarse es la célula. Si tenemos interés en las matemáticas, será necesario comprender sus elementos básicos, los números.

De igual manera, si se pretende explicar la realidad en su conjunto o una parte de la realidad es imprescindible conocer sus piezas originarias, los átomos. Dicho en otras palabras, todo lo que existe está formado por átomos y sin ellos no habría nada.

La estructura clásica del átomo

Todo átomo está constituido por tres tipos básicos de partículas: protones, neutrones y electrones. Los protones y los neutrones se encuentran en el núcleo del átomo, mientras que alrededor del núcleo están los electrones (por este motivo se habla de la nube de electrones).

Si comparamos las masas de cada una de estas partículas, los protones y los neutrones tienen una masa atómica similar, pero la masa atómica de los electrones es mucho menor comparativamente. Esta cuestión es relevante, especialmente cuando se trata de calcular la masa de un átomo (en estos cálculos no suele contemplarse la masa atómica de los electrones).

Cada partícula del átomo cumple una función determinada

El átomo es un todo, pero cada una de las partículas que lo componen tiene una función específica. En el núcleo del átomo se encuentra prácticamente toda su masa.

Por otra parte, en el núcleo existen más de 200 tipos de partículas, las llamadas partículas subatómicas (como los mesones, los deuterinos o el gravitón). Los protones y los neutrones son las partes fundamentales del núcleo del átomo (los protones tienen carga positiva y los neutrones la tienen neutra y los electrones tienen carga negativa). Esta estructura es invisible, pero sin ella no podríamos explicar la materia en ninguna de sus formas.

Hay que recordar que hay materias o sustancias simples, como el hierro, el aluminio o el hidrógeno, así como materias o sustancias compuestas, como el bicarbonato, el alcohol o el azúcar.

En conclusión, cuando tocamos algo, estamos en contacto con millones de átomos que forman ese algo

El átomo y sus partes tiene un cierto parecido con las neuronas del cerebro, que no se ven pero sin ellas no podríamos pensar.

Si bien los átomos explican lo que es la materia, no hay que olvidar que existe la antimateria, también llamada materia oscura. No se sabe todavía de qué está formada esta materia oscura, pero se conoce su existencia por los efectos gravitorios que origina.

Imágenes: Fotolia - psdesign1 / helen


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos