Importancia de la Pediatría

La pediatría es la rama de la medicina que se dedica a la atención médica de los niños, desde el momento de su nacimiento hasta la adolescencia.

Es una disciplina de gran importancia ya que el cuidado de la salud en la etapa infantil contribuye a que los niños alcancen un completo crecimiento y desarrollo, disminuyendo el impacto ocasionado por las secuelas y complicaciones de diversos trastornos adquiridos en la infancia.

En el caso de las enfermedades congénitas, la pediatría contribuye a mejorar la calidad de vida de los niños afectados, limitar el progreso de la enfermedad y sus secuelas para la salud, e incluso a desarrollar las potencialidades del niño a pesar de las limitaciones propias de la enfermedad.

La pediatría es una de las ramas de la medicina con mayor enfoque en la prevención

Los médicos pediatras llevan a cabo el monitoreo del proceso de crecimiento y desarrollo infantil. Para ello se basan en la determinación de parámetros como la estatura, el peso y la medición de la circunferencia cefálica, que son monitoreados en comparación a los valores esperados para la edad del niño. Esto permite identificar oportunamente alteraciones en el desarrollo del niño que llevarán a que se investiguen sus causas oportunamente.

Otro importante plan de salud preventiva realizado por los pediatras es la vacunación. Mediante la aplicación de vacunas se le brinda al niño la oportunidad de entrar en contacto con fragmentos o partículas inactivas de microorganismos con la finalidad de que su sistema inmunológico lo reconozca y produzca anticuerpos, de esta manera cuando este germen entre en contacto con el organismo otra vez, el niño ya estará preparado para atacarlo y evitar el desarrollo de la forma grave de la enfermedad.

La aplicación de vacunas ha ayudado a salvar muchas vidas e igualmente ha contribuido eficazmente a la erradicación de enfermedades como la viruela.

¿Con qué frecuencia se debe visitar al pediatra?

Una pregunta común es que tan seguido debe evaluar el pediatra al niño. La primera evaluación es al momento de nacer. Siempre tras el parto un médico pediatra revisa al recién nacido y monitorea sus primeras horas de vida. Este es un momento donde se pueden identificar malformaciones congénitas, infecciones neonatales o algún trastorno que requiera una intervención inmediata.

Si todo sale bien al principio, el niño será evaluado nuevamente a la semana de vida, en esos momento se encuentra cercana la caída del ombligo y es momento de aplicar la primera vacuna, que le ayudara a prevenir la tuberculosis, a partir de allí las vacunas se aplicaran cada mes o dos meses por lo que en el primer año deberás llevar a tu hijo al pediatra mensualmente.

A partir de allí el pediatra te ira indicando la frecuencia que se ira distanciando, pero por lo general los primeros 7 años el niño será evaluado regularmente. Además de estas consultas para chequeo y vacunación es posible que debas llevarlo cuando haya algún síntoma como fiebre, diarrea, vómitos, alergias, problemas respiratorios o cualquier otra afección de su salud.

Imagen: Fotolia. RFBSIP

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos