Importancia de las picaduras de pulgas: enfermedades y cuidados

Las pulgas son insectos pequeños, miden aproximadamente un milímetro, carecen de alas pero tienen una potentes extremidades que le permiten dar saltos de hasta 50 cm de longitud y 25 cm de altura, se alimentan de sangre por lo que deben habitar en otros animales para obtenerla, especialmente los perros y los gatos, cuando su hábitat natural deja de estar disponible pueden picar a los humanos.

Las picaduras de las pulgas suelen producir el enrojecimiento de la piel en la que se puede observar uno o más puntos rojos, estas lesiones se acompañan por una gran picazón. Ocurren con mayor frecuencia a nivel de los tobillos y zonas del pliegue como las axilas la ingle y las rodillas. La intensidad de los síntomas será mucho mayor si se es alérgico a estos insectos produciéndose una dermatitis alérgica.

Una vez que ocurre una picadura es necesario evitar el rascado ya que este puede producir infección de la herida, la mayoría a veces la aplicación de una antialérgico local es suficiente, en personas sensibles puede ser necesario un tratamiento por vía oral.

Normalmente no solemos prestarle mucha atención a las pulgas, pero no debemos olvidar que en el pasado estos insectos diezmaron la población, esto se relaciona con el hecho de que al picar a un animal enfermo la pulga se convierte en un vector que puede trasmitir la enfermedad a uno sano, esto fue precisamente lo que dio origen a la epidemia de Peste Negra que azotó a Europa a mediados del siglo XIV, ocasionando la muerte de entre un 60 a 70 % de los habitantes de las zonas afectadas en un lapso de promedio de 5 días tras el inicio de los síntomas, la Peste es producida por una bacteria conocida como Yersinia pestis que afectaba a las ratas y otros roedores pasando de estos a los humanos mediante la picadura de las pulgas, fenómeno que se conoce como Zoonosis. Otras enfermedades transmitidas por las pulgas son el Tifus enfermedad caracterizada por fiebre y dolores musculares producida por bacterias del tipo Rickettsias y la Tungiasis, esta última es producida por un tipo especial de pulga, la Pulga Tunga Penetrans, que penetra en la piel especialmente a nivel de los pies, ocasionando nódulos muy pruriginosos.

Es muy importante evitar el las infestaciones por pulgas, para ello es necesario seguir las siguientes recomendaciones:

• Limpieza frecuente de sus posibles nidos: sitio de descanso de las mascotas, muebles y ropa de la cama. Las larvas de las pulgas suelen ubicarse en zonas oscuras por lo que es necesario limpiar áreas bajo los muebles y la cama, especialmente si hay alfombras.

• Higiene de las mascotas y aplicación de champú y medicamentos anti parasitarios de tipo veterinario regularmente.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos