Importancia del Poder Judicial

Poder JudicialA instancias de la democracia, el poder judicial, es el encargado de impartir justicia, y por caso, resulta ser imprescindible para el sustento y fortalecimiento de dicho sistema, y comprende uu rol clave en la interpretación y cumplimiento satisfactorio de las leyes o decretos que emanan de los otros dos poderes del estado: ejecutivo y legislativo.

Actúa como pilar de la democracia y tiene la misión de administrar justicia para todos, sin excepciones

El poder judicial lo ejercen los jueces y sus resoluciones solamente podrán ser revocadas por organismos judiciales de orden superior, en tanto, este poder tiene la posibilidad de imponerle sus decisiones a los otros dos poderes del estado en caso de que estos, con sus comportamientos, contradigan la legislación.

Esta tarea de relevancia que el estado democrático le atribuye al poder judicial implica el cumplimiento de una serie de obligaciones inexcusables por parte de los hombres que desempeñan funciones en tribunales, juzgados, y en la administración de justicia en general, tales como: conocer en detalle los casos que llegan a su competencia y decidir sobre los mismos de manera fundada y siempre en concordancia con el derecho, y en el momento que corresponde, porque la justicia tardía no será justicia.

Ahora bien, representado por hombres, y abriendo la puerta también a mujeres a partir de la lucha de la igualdad de género, este espacio cae muchas veces en vicios que terminan por limitar su acción efectiva y desembocando en la práctica de la más absoluta injusticia, o justicia discrecional.

No se trata de un órgano autárquico (es decir, que depende solo de sí mismo) sino que forma parte de la concepción del estado, teniendo además sus límites y obligaciones, aplicándose a un territorio que puede tener alcance nacional, como también solo aplicarse a una ciudad determinada, lo que es conocido como jurisdicción, pero siempre dependiendo cada una de las leyes y decisiones tomadas de lo que es la Constitución Nacional.

Otro factor determinante está en las competencias o fueros, donde se establecen distintos juzgados donde se tratan temas específicos dependiendo de las ramas del derecho, teniendo cada uno de ellos la utilización de distintos códigos o leyes que se especializan en dichas temáticas.

La presión de los otros poderes y la ineficiente aplicación de la ley producen injusticia

Uno de los principales obstáculos que la justicia ha atravesado, y que sigue padeciendo, es la insoportable presión que muchos gobernantes, al frente del poder ejecutivo, ejercen contra jueces y tribunales para torcer sus decisiones.

Cuando la justicia arrincona al poder vigente afectando sus intereses políticos o económicos, muchas veces, este reacciona con presiones y amenazas que consisten en desplazamientos de cargos, juicios políticos, y hasta intimidaciones personales.

En aquellos casos que la codicia gana es cuando pierde absolutamente la justicia.

Por otra parte, no podemos soslayar el inconveniente que también representa a la hora de hacer efectivamente justicia una interpretación errónea o directamente la deficiente aplicación de la ley por parte del juez o tribunal; también es sinónimo de injusticia.

Como eje del sistema democrático, cuando este tribunal pierde o funciona deficientemente, no solo pone en riesgo la gobernabilidad sino que también afecta los derechos y libertades de las personas.

Fortalecer los lazos ciudadanos-justicia

Esta problemática será subsanable o se podrá prevenir únicamente con un contacto e intercambio fluido entre ciudadanos y representantes de la justicia.

Saber de la importancia de los aspectos mencionados sobre la justicia y que el poder está compuesto por personas probas, capacitadas debidamente, y que actúan con imparcialidad es clave para desarrollar la confianza de la comunidad en sí misma.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos