Importancia de la Popularidad

popularidadLa popularidad es la notoriedad social que acompaña a ciertas personas que son conocidas por su trabajo a través de los medios de comunicación, este es el caso de los artistas de cine y de los cantantes, o también, puede darse la popularidad a menor escala al tener notoriedad en un lugar concreto. Existen distintos grados de popularidad. De hecho, la popularidad que está vinculada con el carisma también es propia del chico más popular del grupo de amigos que es un líder nato.

La verdadera popularidad radica en el trabajo bien hecho, por tanto, el éxito es la conquista del esfuerzo, el trabajo duro y el sacrificio. En la sociedad actual, la prensa rosa ha dado lugar hacia un nuevo concepto de popularidad. Este es el caso de las personas que son populares simplemente, por haber tenido una relación sentimental con un personaje famoso o por haber participado en un reality de televisión.

La popularidad puede ser muy efímera y muy engañosa como refleja el ejemplo real de personas que después de haber alcanzado la cima cayeron en el olvido. Esta es una de las razones por las que es muy importante tener humildad para no poner el valor personal en el aplauso ajeno sino en uno mismo.

La popularidad tiene un lado agradable y otro, menos amable. Desde el punto de vista positivo, las personas famosas gozan de una buena posición social, cuentan con recursos económicos, reciben muchos elogios y son admiradas por su público. Sin embargo, desde el punto de vista negativo, la fama también es sinónimo de pérdida de libertad al no poder desconectar del personaje en ningún momento.

Las personas famosas tienen dificultades para hacer recados cotidianos como comprar en el supermercado porque al ser reconocidas por muchos fans, cualquier acto cotidiano se convierte en algo incómodo. Otro lado negativo de la popularidad es el exceso de presión que pueden sentir las personas al ser conscientes de que todo aquello que hacen tiene eco y repercusión en los medios. Además, las personas famosas no solo reciben elogios sino también, críticas negativas.

Desde el punto de vista psicológico, asimilar la popularidad no es sencillo. Con frecuencia, la fama trae consigo egos y vanidades en quien distorsiona la realidad y se cree el centro del mundo. Es más difícil asimilar bien la popularidad en la juventud que en la etapa adulta porque a partir de los 40 años, la persona tiene más experiencia y madurez para diferenciar lo prioritario de lo secundario.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos