Importancia de la Resiliencia

resilienciaEl término resiliencia es aquel que se utiliza para describir a la actitud, forma de pensar o de actuar que supone una buena respuesta frente a las adversidades cotidianas que hacen que una persona, en condiciones normales sufra. La resiliencia es parte de la forma de ser de una persona pero hay teorías psicológicas, como las conductistas y positivistas, que consideran que la misma puede lograrse a partir del desarrollo de ciertas actitudes que a largo plazo sirven para sentirse más cómodo con uno mismo y de ahí la importancia de esta actitud.

Entendiendo mejor la resiliencia

Para entender mejor qué es la resiliencia, debemos atenernos a las definiciones que de la misma dan muchas teorías de la psicología. Así, la resiliencia es entendida como la actitud que una persona desarrolla para enfrentar mejor las diferentes situaciones de la vida que pueden implicar sufrimiento o dolor. Mientras en algunos casos la resiliencia es parte de la personalidad y de la identidad del individuo por el modo en que fue criado o por las experiencias de vida que le tocó enfrentar, en muchos otros casos la resiliencia debe ser desarrollada con trabajo constante y diario para evitar que la persona sufra no sólo ante situaciones que provocan estrés, dolor o sufrimiento, sino principalmente ante experiencias y momentos que son parte de la vida cotidiana y que no deberían dejar huella a nivel emocional o físico en la salud de la persona.

Cambiar uno para que la vida cambie

De acuerdo a lo que plantean las teorías de la psicología como el conductismo o el positivismo respecto de la resiliencia, la misma es una actitud que puede lograrse según el trabajo que la persona realice sobre su realidad. En este sentido, es importante marcar que aunque la realidad que nos rodea y en la cual nos toca vivir no siempre es la mejor, sí depende de nosotros el modo de enfrentarla. Así, hay técnicas y estrategias que el conductismo propone a sus pacientes que buscan hacer que la persona pueda estar mejor parada frente a la vida. Entre ellas podemos señalar el desarrollo de actividades y actitudes mentales positivas que a uno lo hagan sentir más seguro de sí mismo y que así permitan destruir más fácilmente aquellas estructuras que hacen doler, encerrarse en el dolor o sentir que no se puede salir. Hete aquí la importancia de la resiliencia como parte de un acercamiento hacia una mejor calidad de vida que abarque integralmente a la persona.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos