Importancia de la Revolución del Parque (1890)

Rebelión armada impulsada y liderada por civiles, militares, y dirigentes políticos de la recién conformada agrupación Unión Cívica, contra la crítica coyuntura político económica que atravesaba el gobierno de Miguel Juárez Celman.

Germen de la UCR

La principal novedad que trajo esta insurrección fue que por primera vez el pueblo de la ciudad se plantó ante el gobierno y le exigió cambios que les reporten un mayor bienestar.

Por otra parte, concibió el nacimiento de un nuevo partido político: Unión Cívica Radical (UCR), que a la fecha y junto al Partido Justicialista (PJ), son los que han dominado la vida política argentina de los últimos 100 años.

La disputa política dejó de ser una cuestión de caudillos y pasó a ser un tema social en el que intervinieron todos los actores sociales de la época: obreros reunidos en sindicatos, la clase media y la oposición.

Juárez Celman, un presiente en apuros

La profunda crisis financiera provocada por la burbuja especulativa que promovió la gestión de Celman generó el default argentino, la quiebra del Banco Nacional y una serie de complicaciones en la realidad laboral con la caída de salarios, huelgas, y desempleo en crecimiento.

Y para completar el caótico escenario se sumó el rechazo al marcado autoritarismo ejercido por Juárez Celman, y el sistemático e incontrolable fraude electoral perpetrado por el conservador Partido Autonomista Nacional (PAN) que gobernaba casi sin oposición desde mediados del siglo XIX.

Aunque promotor de un ideario liberal, el PAN, en la práctica, fue un partido conservador que ejecutó políticas muy cuestionables para mantenerse en el poder: manipulación de elecciones, clientelismo, restricción de las libertades.

El desmedido autoritarismo en el que incurrió Celman implicó no solamente el rechazo de sus opositores políticos sino también la de su propio partido en la figura de su antecesor y concuñado, el General Roca, y de la propia iglesia católica a quien se ocupó de castigar con sus decisiones.

Unión Cívica: nombres e iniciativas políticas nuevos

Para hacerle frente a este estado de cosas se unieron varios jóvenes dirigentes: Aristóbulo del Valle, Bartolomé Mitre, Juan B. Justo, Bernardo de Irigoyen, entre otros, y encabezados por Leando N. Alem, que coincidieron en la necesidad de un cambio absoluto en las condiciones institucionales, políticas y económicas del país.

De allí surgió un efímero y crucial partido político denominado Unión Cívica, que impulso la rebelión del Parque y que fue el germen de la legendaria Unión Cívica Radical.

La asonada duró tres días, del 26 al 29 de julio, y las Plazas Lavalle y Libertad fueron los centros de enfrentamientos, a los que se sumaron la sublevación del colegio militar, varios regimientos, y la flota naval, entre otros.

Una derrota que se volvió triunfo y el declive conservador

Si bien el gobierno del PAN resultó ileso porque continuó al frente del ejecutivo, y la revuelta fue sofocada, el contexto obligó el cambio abrupto con la renuncia de Juárez Celman y la asunción de su vice Carlos Pellegrini, quien logró domar la tempestad política y económica con una serie de medidas efectivas.

Sin embargo, la "victoria" del PAN frete a los revolucionarios significó el comienzo de su fin y el lento declive de los conservadores en el poder.

Entre los agitadores del parque también hubo crisis porque se abrió una grieta que escindió al partido en dos: la Unión Cívica Nacional que pactó con el PAN, por un lado, y la Unión Cívica Radical, liderada por Alem, que se opuso absolutamente a dicho acuerdo.

De todos modos, nada atentó contra el progreso y la mejora en el sistema político que se concretó en el siglo siguiente y de la mano radical.

Artes Fotolia: adonis_abril, johan10

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos