Importancia de la Revolución Neolítica

Hace aproximadamente 10 mil años, la Humanidad experimentó una de las transformaciones más potentes y revolucionarias de la historia: la invención de la agricultura. Esto significó mejoras de gran importancia para su calidad de vida y a la larga cambió de manera permanente e indeleble el modo en el que el ser humano subsistió (y subsiste aún en el día de hoy) en el planeta.

La necesidad de subsistir en un ambiente hostil obligó al ser humano a desarrollar nuevas técnicas de alimentación

Una de las principales características de la vida en la primera etapa de la Prehistoria fue la forma de conseguir alimento que desarrollaron los primeros humanos. En aquella lejana época, los hombres solían alimentarse a través de la caza, la pesca y la recolección de frutos pero estas actividades los convertían en seres altamente dependientes de la naturaleza ya que sólo se podía consumir lo que se encontraba.

En el Neolítico, en cambio, los seres humanos logran inventar una técnica revolucionaria que hará que puedan producir su propio alimento. El cultivo les permitió entonces independizarse de la naturaleza y tomar las semillas que antes sólo recolectaban para plantarlas y regenerar el alimento previamente consumido. Al mismo tiempo, pudo lograr domesticar algunas especies animales que le permitieron tener rebaños de animales pequeños de los cuales obtener carne, lácteos, pieles, lana y otros beneficios.

La mejora en la calidad de vida estuvo directamente vinculada con la Revolución del Neolítico

A medida que el ser humano comenzó a implementar de manera regular el uso de los cultivos descubrió que ya no necesitaba ni podía desplazarse de un lugar a otro buscando alimento porque debía cuidar sus cultivos y esperan a que rindieran frutos. Así fue entonces que empezó a llevar una vida más estable, con residencia fija y en hábitats más propicios para permanecer más tiempo.

Contando entonces con alimento disponible que ahora podía guardar y planificar su subsistencia a mediano o largo plazo, el humano del Neolítico experimentó numerosos e interesantes cambios que se mantienen hasta el día de hoy y que han hecho que pudiéramos avanzar hacia poblaciones más civilizadas y complejas. Es importante recordar que todos estos cambios y mejoras llevaron muchos miles de años y que sin embargo han permitido a la Humanidad consolidarse como una de las especies más complejas y avanzadas, capaz de producir su propio alimento, de transformar el hábitat en su beneficio y crear cosas de acuerdo a sus necesidades.

Imágenes: Fotolia - yucatana / idimair

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos