Importancia de la Sábana Santa (Sudario de Turín)

En la mayoría de templos cristianos hay alguna reliquia con un gran valor, ya sea simbólico, histórico o de cualquier otra índole. Sin embargo, hay un emblema en particular que es considerada el mayor tesoro de la fe cristiana. Estamos hablando de la célebre Sábana Santa.

Se trata de un lienzo de tela que se encuentra en la iglesia de San Juan Bautista de Turín. Mide unos cuatro metros por un metro y en él aparece la imagen de un hombre que ha marcado la historia de la humanidad, Jesús de Nazaret.

Este lienzo tiene un valor único, pues se cree que con él se cubrió el cuerpo de Cristo después de morir en la cruz.

¿Qué hay exactamente en la Sábana Santa?

En esta reliquia aparece la silueta de un hombre de cuerpo completo y manchas de sangre que muy previsiblemente pertenecieron a Jesús. Este lienzo ha sido examinado con pruebas científicas en muchas ocasiones y los médicos forenses han extraído algunas conclusiones: la sangre es del tipo AB positivo, la silueta humana que aparece en la tela se produjo por el efecto de la sangre coagulada y la baja presencia de ph en la sangre indica que la persona que fue cubierta con ella padeció torturas durante su agonía.

Por otro lado, los especialistas afirman que las manchas de sangre indican que se produjo un extraño fenómeno, la hematidrosis (consiste en la sudoración de sangre, una circunstancia que se produce muy excepcionalmente cuando alguien es víctima de alguna forma de terror extremo y se producen pequeñas hemorragias debajo de la piel).

Los primeros análisis con técnicas científicas se realizaron en 1898 a través de un estudio fotográfico

En ese momento la reliquia dejó de ser un objeto de devoción para convertirse en un objeto que debía ser estudiado con parámetros científicos. A lo largo de los años diferentes médicos forenses han analizado las imágenes aparecidas.

Desde el punto de vista histórico, la imagen que revela la Sábana Santa coincide con el tipo de tortura física empleada por los romanos y, por otro lado, la información del sudario está en consonancia con la descripción de la muerte de Jesús narrada en el Evangelio.

No toda la comunidad científica acepta la autenticidad de la reliquia

La tela que envolvió el cadáver de Jesús fue conocida por primera vez en el siglo XlV en Francia, pero el caballero francés que la dio a conocer nunca desveló cuál era su procedencia. El sudario de Cristo permaneció en la iglesia de Nuestra Señora de Lirey y en poco tiempo se convirtió en un centro de peregrinación.

A finales del siglo XlV la iglesia católica abrió una investigación sobre la autenticidad de la tela y concluyó que había sido pintada. El sudario fue trasladado de manera itinerante por varias iglesias y finalmente llegó a la Catedral de Turín en el siglo XVll.

Durante trescientos años no se difundió ninguna noticia sobre la reliquia, pero con las primeras imágenes de los negativos fotográficos se reinició de nuevo el debate sobre la autenticidad de la Sábana Santa.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos