Importancia de la Seguridad Vial

Seguridad VialLa misión de la seguridad vial es prevenir accidentes de tránsito, que como nos demuestran las estadísticas del mundo y de cualquier nación, en la actualidad, son un flagelo y una de las principales causas de muertes y discapacidades en las personas.

Aplicar las normas y respetarlas, la clave para evitar más muertes por tránsito

Este objetivo que se propone la seguridad vial es plausible de concretarse a través de la aplicación de las normas que regulan la vialidad en una nación, y por otro lado a través de la concientización y de la educación de todos los actores que intervienen en las vías, calles y rutas, o sea, peatones, automovilistas, ciclistas y motociclistas.

Conocer satisfactoriamente las señales y las normas de tránsito, respetarlas, y la disposición de una licencia para conducir, son cuestiones imprescindibles para evitar accidentes, y será la educación la principal manera de difundirlas.

Se observa, en este marco, la aplicación de multas de tránsito, que son sanciones disciplinarias que buscan corregir o instigar al conductor de dichos vehículos o al responsable del mismo a evitar una repetición de dicho acto.

Las sanciones pueden ser de índole administrativo, a partir de distintas metodologías que pueden por ejemplo derivar en la suspensión de la licencia que permite la conducción de vehículos, mientras que los más comunes son los castigos económicos que implican al pago de un monto de dinero estimado.

Conocer las normas y disponer de los elementos preventivos

Los padres, la escuela, y paralelamente las academias donde se enseña a manejar, entre otros, deben brindar todas las herramientas, explicar lo que se debe hacer y lo que no, mientras se desempeñe como peatón o conductor de vehículo.

También deberán brindar información precisa sobre los elementos básicos e indispensables para garantizar la propia seguridad y la de terceros tales como: cinturón de seguridad, cascos, espejos retrovisores, apoya cabezas, baliza, matafuegos.

Irresponsabilidad de conductores y peatones, corrupción y mal estado de rutas y caminos

En la actualidad nos enfrentamos a varios problemas que exceden a la enseñanza vial, incluyendo el comportamiento irresponsable de los conductores que no respetan las velocidades máximas ni mínimas, que beben alcohol y luego manejan, que utilizan el teléfono celular mientras están conduciendo, que corren picadas en autovías y calles donde está absolutamente prohibido hacerlo, por mencionar las más recurrentes.

Y no podemos soslayar los factores que hacen al control y al mantenimiento conforme de las vías de circulación, los agentes de tránsito que a cambio de un soborno no aplican la ley, y el deficiente estado de muchas calles y rutas por la falta de obras de reparación, correcta señalización y ausencia de iluminación, por ejemplo.

Un problema que solo se supera con el compromiso de todos

Sin la organización e intervención del estado garantizando el cumplimiento de las normas vigentes, el correcto estado de rutas y calles y la difusión de campañas de concientización más la responsabilidad y moderación de los individuos mientras se desempeñan en el contexto vial será imposible evitar accidentes y muertes a causa del tránsito.

Tanto las autoridades gubernamentales, los transeúntes y quienes manejan algún vehículo, deben comprometerse desde el lugar que ocupan a respetar al prójimo, las normas viales y a los agentes que se encuentran en las calles para aplicar la ley de tránsito.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos