Importancia de Ser Feliz

Si un científico inventase una píldora para garantizar la felicidad, es más que probable que toda la humanidad quisiera ingerirla. Los tristes y afligidos la tomarían para abandonar sus preocupaciones y los que ya son felices también la tomarían porque de esta manera podrían ser todavía más felices. En conclusión, nadie es indiferente en relación con la felicidad. Si bien esta idea es cierta, también lo es un hecho evidente: no sabemos cuál es la receta infalible para ser felices. Es muy posible que no haya una receta mágica para alcanzar la anhelada felicidad, pero sí hay algunas pautas que pueden ayudar a conseguirla.

Pequeñas fórmulas que ayudan en el camino de la felicidad

- El Sol es una fuente de energía y, de hecho, en los países con escasas horas de sol al año se producen más suicidios que en las zonas templadas del planeta. En consecuencia, tomar unos rayos de sol al aire libre no garantiza la felicidad, pero puede acercarnos a ella.

- El ejercicio físico es una fuente de placer porque activa las endorfinas, unas hormonas directamente relacionadas con la sensación de bienestar.

- Las relaciones con los demás nos enriquecen como individuos y nos pueden hacer felices. El hombre o la mujer que vive aislado no tendrá amigos, ni se enamorará, ni podrá compartir sus anhelos y frustraciones.

- El dolor y la falta de salud son incompatibles con la felicidad. Por lo tanto, hay que evitar todo aquello que nos produzca sufrimiento y dolor y, paralelamente, cultivar la salud del cuerpo y de la mente.

Caminos que nos desvían en la búsqueda de la felicidad

La sensación de placer puede confundirse fácilmente con la felicidad. Esta confusión conduce a algunos por el camino del alcohol, la droga y otras adicciones. Cualquier forma de dependencia física o psicológica es un autoengaño y un arma de doble filo. A la larga, estos caminos son perjudiciales, destructivos y muy alejados de la felicidad interior.

Las ideas no son inofensivas y acaban apoderándose de uno. Algunas de ellas son dañinas y es preferible evitarlas. Entre ellas podemos destacar algunas: todo el mundo es egoísta, la vida es un valle de lágrimas, cada día vamos a peor, el ser humano va en contra de la naturaleza, ser feliz es de idiotas, etc. Con este tipo de ideas o reflexiones es muy difícil acercarnos a la felicidad. Esto no quiere decir que debamos auto-engañarnos y fingir ideas que no tenemos, sino que los pensamientos negativos son peligrosos y conviene saberlo para contrarrestarlos de alguna manera.

Imágenes: Fotolia. Olesia Bilkei - Milanmarkovic78

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos