Importancia de los Signos Vitales

La importancia de los signos vitales radica en que constituyen las principales señales de la vida, de ahí su nombre. Son los primeros parámetros que se buscan en personas que han sufrido un accidente, traumatismo o un evento violento para poder determinar si están con vida y tener una apreciación de cuál puede ser su estado de salud.

Los signos vitales son las principales manifestaciones de las funciones de mayor importancia para la vida como son el funcionamiento del sistema respiratorio (respiración), del sistema cardiovascular (pulso y presión arterial) y del termostato endógeno (temperatura).

Las alteraciones en estos parámetros son señales que deben ser tomadas en cuenta, ya que son indicativos de condiciones que pueden ser de gravedad.
La ausencia de los signos vitales es la principal característica de la muerte de un individuo.

¿Cuáles son los signos vitales?

Pulso. El pulso es reflejo de la frecuencia con la que el corazón late en un minuto. El valor normal para el pulso es de 60 a 100 latidos por minuto. Por encima de este valor se habla de taquicardia, mientras que por debajo corresponde a la bradicardia.

Frecuencia respiratoria. La frecuencia respiratoria corresponde al número de veces que se efectúa una respiración completa en un minuto. El valor normal es de 12 a 18 respiraciones. Cuando ocurre un número mayor estamos en presencia de taquipnea, mientras que cuando se efectúan por debajo del límite normal corresponde a la bradipnea.

Presión arterial. Este parámetro corresponde a la presión que existe dentro de las arterias. La presión arterial tiene dos límites, uno superior llamado presión arterial sistólica (cuyo valor normal es de 90 a 140 mm Hg) que depende del volumen de sangre que el corazón expulsa con cada latido, y la presión arterial diastólica (valor normal 60 – 90 mm Hg) que depende de la resistencia de la pared de las arterias. Cuando la presión se encuentra por encima del valor normal se denomina hipertensión, mientras que cuando se ubica por debajo corresponde a la hipotensión.

Temperatura. La temperatura es un parámetro que se mantiene dentro de un estrecho margen -que oscila entre 38,5 °C y 37,3 °C- gracias a la interrelación de varios sistemas reguladores. El nivel de temperatura se mantiene por acción del hipotálamo, es posible que ante ciertas circunstancias como las infecciones el “termostato endógeno” varíe el nivel de temperatura originándose su elevación que es conocida como hipertermia o fiebre, cuando la temperatura se encuentra por debajo del valor normal se denomina hipotermia.

Variaciones normales de los signos vitales

Los signos vitales muestran variaciones que resultan normales en relación con la edad y algunos estados fisiológicos.

En los niños es común que la frecuencia cardíaca sea superior a la del adulto, este valor va disminuyendo en la medida que aumenta la edad.

El pulso y la presión arterial también muestran cambios ante condiciones como el ejercicio, en donde normalmente se elevan. Es habitual que al volver a las condiciones de reposo, los deportistas tengan estos valores cerca de los límites inferiores de la normalidad lo cual es señal del efecto beneficioso del ejercicio en el sistema cardiovascular.

Imagen: Fotolia. Georgiy, Chombosan

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos