Importancia del Sistema Respiratorio

Sistema RespiratorioA través del sistema respiratorio absorbemos el aire necesario para el funcionamiento de los órganos, lo cual es sumamente importante, ya que el cuerpo sobreviviría apenas unos minutos si no recibiera oxígeno, es decir, su función principal y vital recae en el proceso de respiración.

El acto de respirar (inhalar y exhalar) en sí tiene una serie de beneficios no necesariamente relacionados con el sistema respiratorio, en el que destaca que, como todo sistema, estçá formado por una serie de órganos y tejidos donde cada uno tiene su función para contribuir en el funcionamiento del organismo.

Si bien todos los vertebrados terrestres tienen pulmones, es decir, realizan el proceso de respiración (incluidos algunos anfibios y reptiles) lo que hace que el sistema respiratorio sea importante para el mantenimiento de la vida de gran parte de los seres en la naturaleza, cada uno de ellos tiene sus peculiaridades anatómicas y fisiológicas, aun cuando el objetivo final sea el mismo: obtener oxígeno. Por eso, en este artículo nuestro foco es el ser humano.

Anatomía del sistema respiratorio

Didácticamente, podemos dividir el sistema respiratorio en tres partes principales:

- Parte conductora: nariz, cavidad nasal, faringe, laringe, tráquea y bronquios.

- Parte respiratoria: Pulmones.

- Parte torácica: diafragma, músculos intercostales, músculos abdominales y caja torácica.

Estas estructuras también se pueden dividir en vías aéreas superior e inferior, observando que esta clasificación viene dada por la posición anatómica (fuera y dentro de la caja torácica).

Funciones principales

Cada estructura del sistema respiratorio juega un papel importante, comenzando con los carriles superiores:

Olfato

A través de la nariz aspiramos aire hacia nuestro cuerpo y, al pasar por la cavidad nasal, las células olfativas captan los diferentes aromas suspendidos en el aire y llevan esta información a las células nerviosas. Aunque el olfato no interfiere con el intercambio de gases, es muy importante para la calidad de vida y se considera uno de los cinco sentidos humanos. Sentir olores agradables nos abre el apetito o nos produce placer, del mismo modo que los olores fuertes nos hacen tomar conciencia de que algo no va bien. Además, está relacionado con el gusto y es esencial para distinguir los sabores de los alimentos.

Protección

El aire que respiramos está lleno de partículas potencialmente nocivas como polvo, moho, bacterias, hongos y virus, sin embargo, a pesar de respirar estas sustancias, el sistema respiratorio es un ambiente estéril debajo de la carina traqueal por el que rara vez pasa algún elemento nocivo, gracias a los mecanismos de defensa presentes. Nuestra primera protección son los vellos de la nariz que, a pesar de ser criticados estéticamente, actúan como una barrera reteniendo pequeñas partículas en la entrada. Sin embargo, pueden pasar partículas más pequeñas, en cuyo caso la barrera estará compuesta por la mucosidad que recubre las fosas nasales. Poco después encontramos células ciliadas que, además de estimular la producción de mucosa, tienen la presencia de cilios cuyos movimientos llevan estas sustancias a la región de la garganta para eliminarlas (escupir o tragar). Más abajo, en los alvéolos, encontramos células macrófagas que actúan fagocitando cualquier partícula que allí se deposite.

No podemos olvidar que la función inmune de las células también se activa ante la presencia de una amenaza, produciendo anticuerpos con actividad antiviral y antibacteriana.

Calefacción y Humidificación

Para estar en condiciones ideales para el cuerpo humano, el aire se humedece en contacto con la mucosidad presente en las fosas nasales y se calienta a la temperatura corporal por los vasos sanguíneos presentes en todo el trayecto.

Voz

El sistema respiratorio ayuda a la producción de sonidos a través de las cuerdas vocales presentes en la laringe, es decir, tiene un papel importante en nuestra principal forma de comunicación. El tono de voz producido está directamente relacionado con el tamaño y/o el grosor de las cuerdas vocales, siendo los tonos bajos producidos por notas cortas y gruesas, y los tonos altos por cuerdas largas y delgadas. El volumen de nuestra voz está relacionado con la fuerza que ejercemos cuando inhalamos y exhalamos.

Homeostasis ácido-base

El equilibrio entre ácidos y bases en la sangre, es decir, el pH, está regulado por el sistema respiratorio. En presencia de altas concentraciones de dióxido de carbono, la sangre se vuelve ácida y, en consecuencia, el pH disminuye. Como mecanismo de respuesta automática, nuestros pulmones aumentan la frecuencia respiratoria exhalando dióxido de carbono e inhalando oxígeno hasta que el pH vuelve a la normalidad.

El intercambio de gases

La función más importante del sistema respiratorio es el intercambio de gases. Toma oxígeno del ambiente externo y lo transporta a las células del cuerpo y elimina los gases residuales, principalmente el dióxido de carbono, producido por el metabolismo celular.

Podemos decir que el intercambio gaseoso se produce a tres niveles: entre el medio externo y los órganos respiratorios; entre las células y los fluidos corporales; y la utilización de oxígeno en la respiración celular.

De modo resumido, respiramos el aire que contiene oxígeno que viaja a través de las vías respiratorias conductoras hasta que llega a los pulmones. Simultáneamente, nuestro corazón está bombeando de regreso a los pulmones la sangre venosa que ha pasado por los diferentes tejidos del cuerpo. Esta sangre cargada de dióxido de carbono pasa por los alvéolos pulmonares, realiza un intercambio gaseoso (conocido como hematosis pulmonar) y sale por las arterias cargada de oxígeno que se distribuye de nuevo a los tejidos. Durante la exhalación, este dióxido de carbono es recibido por los pulmones y expulsado del cuerpo.

Afecciones y sistema respiratorio

Al ser un sistema complejo que afecta directa o indirectamente a varias partes de nuestro cuerpo, cualquier problema que afecte el sistema respiratorio puede afectar nuestro estado de ánimo y nuestra calidad de vida. Esto se debe a que la mala oxigenación de las células puede provocar cansancio que afecta la capacidad para realizar tareas rutinarias.

De forma genérica, las enfermedades más comunes y habituales son las gripes y los resfriados que, bien tratados, no evolucionan negativamente hasta el punto de comprometer los pulmones.

El tabaco, en cambio, provoca un desequilibrio en la absorción/expulsión de gases tóxicos y a largo plazo puede derivar en problemas graves, como un cáncer.

Por otro lado, las alergias como asma, bronquitis, rinitis están directamente relacionadas con un estímulo externo y, aunque teóricamente es posible evitarlo, afecta constantemente la calidad de vida de sus pacientes, quienes pueden tener una crisis si se exponen al aire acondicionado, entran en contacto con pelos de animales o polvo, entre otros agentes.

Comprender el valor del sistema respiratorio para la salud del individuo es esencial para aquellos que quieren un cuerpo y una mente sanos.

Bibliografía de referencia

- Livro: The Respiratory System: Basic science and clinical conditions – de Andrew Davies e Carl Moores

- The Human Respiratory System (pp 13-22)

- Pulmonary Physiology

- The respiratory system in connective tissue disorders

 

Relacionado

Comentarios

Sea el primero en comentar, exprese una opinión/crítica del tema, para sumar valor. Los comentarios son moderados, y su email nunca se compartirá. Gracias.

 

Recomendamos