Importancia de tener una Habilidad

Nuestras capacidades personales y profesionales tienen diferentes niveles. Así, podemos ser mediocres en el manejo de una lengua extranjera, torpes a la hora utilizar las nuevas tecnologías y auténticos expertos en jardinería.

Si somos capaces de ser especialmente diestros con una habilidad concreta, nos convertimos en alguien con un potencial muy valioso.

Un elemento diferenciador que nos hace únicos

El grado de torpeza, de mediocridad o de excelencia depende de muchos factores: el tiempo que empleemos en aprender algo, la motivación personal, el placer que sentimos realizando una actividad, etc. En cualquier caso, resulta evidente que aquellas personas que tienen una habilidad excepcional abandonan la normalidad y adquieren la categoría de expertos.

Ser un experto en algo está al alcance de muy pocos, pues implica mucho trabajo y esfuerzo. Quien consigue la excelencia en una materia alcanza el máximo nivel posible y esta circunstancia le convierte en un individuo especial y único.

¿Tener una habilidad excepcional sobre un aspecto concreto de una materia o tener una idea general?

La respuesta a este interrogante depende de las circunstancias e intereses de cada individuo. Si alguien siente verdadera pasión por una materia, vale la pena que se centre en ella con el objetivo de convertirse en uno de los mejores.

El dilema entre la especialización o el dominio general de un asunto tiene consecuencias. Si somos expertos en un área muy específica, es posible que nuestra gran destreza o habilidad nos convierta en mediocres en el conocimiento global de dicha área. Por el contrario, dominar a un nivel general una materia puede ser una estrategia útil para adaptarnos a todo tipo de situaciones. Lograr ambos objetivos es posible, pero muy pocos llegan a conseguirlo.

Argumentos a favor y en contra de la hiperespecialización

Quienes defienden la hiperespecialización afirman que no es una cuestión de elección personal, sino que se trata de una tendencia inevitable que afecta al conocimiento humano y al mundo laboral en su conjunto. Saber un poco de todo o tener una idea general sobre algo es una estrategia poco eficaz para encontrar un hueco en el mundo laboral.

Tener amplios conocimientos sobre un apartado específico de una disciplina es una opción arriesgada. Si la hiperespecialización tiene salidas laborales, se trata de una alternativa valiosa. Sin embargo, si nuestra gran habilidad no conecta con los intereses del mercado, esta situación conduce a la marginalidad, pues somos expertos en algo que no interesa al conjunto de la sociedad o que tiene una clientela minoritaria

Imágenes: Fotolia. losik72 / martinussumbaji


 
 


Cómo citar para tu trabajo?

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos