Importancia de Tener un Propósito

Entendemos que en la vida es muy útil saber qué hacer y encontrar un proyecto que llevar a cabo tanto a largo como a corto y a mediano plazo. En este sentido, tener un propósito nos sirve para ordenar nuestra vida y darle significado, guiando nuestras acciones y permitiéndonos proyectar el resto de la vida. Esto puede darse de muy diversas maneras, tanto en la esfera personal, como social, laboral o profesional.

El propósito de una vida es necesario para sentir que podemos dejar algo y aportar con nuestra forma de ser a mejorar la vida

Somos seres que tenemos la capacidad de crear y con ello entonces podemos hacernos dueños, apropiarnos de nuestro destino, nuestro camino. El poder tener un propósito en nuestra vida no es fácil ya que usualmente vivimos encerrados en un sinfín de pautas que cumplir, obligaciones y trámites que no elegimos realmente sino que nos son impuestas por el simple hecho de vivir en una sociedad con otras personas.

Sin embargo, cada uno de nosotros tiene la posibilidad y la capacidad para transformar esa energía en una energía creativa que nos dé significado y nos llene de vida y esperanza. El propósito que podamos tener puede ser muy particular y relacionarse con cuestiones emocionales o personales (como por ejemplo, formar una familia), laborales (como por ejemplo encontrar un mejor trabajo o un proyecto de emprendimiento personal), etc.

Para la psicología encontrar un propósito en nuestras vidas es lo que nos permite dejar atrás los traumas

Uno de los aspectos más importantes de poder tener un objetivo en la vida es que eso es lo que nos ayuda muchas veces a salir adelante y dejar atrás dolores, traumas o situaciones complejas. Incluso es la fuerza que nos obliga a seguir adelante y no decaer o no sentirnos vacíos. Es común que la gente que sufre de depresión se encuentre sin objetivos o intenciones claras para su vida y por eso se siente más vacía.

Para los especialistas en el área de la salud mental, cuando una persona tiene un propósito su vida se llena de sentimientos positivos ya que en gran parte la energía se canaliza a lograr ese objetivo y entonces se pueden dejar de lado distraccions, incertidumbres, miedos, etc. Así, un propósito por ejemplo corporal como cuidar el cuerpo o ejercitar más nos sirve, además de para lograr ese objetivo específico, abocarnos a una tarea y poner en eso nuestro esfuerzo y nuestra confianza.

Imágenes: Fotolia. denisfilm / marylia17


 
 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos