Importancia de los Tiempos Verbales

Una buena comunicación, ya sea oral o escrita, depende de varios factores. En este sentido, es fundamental respetar las reglas de la gramática y de la ortografía, manejar un amplio vocabulario y conocer el lenguaje en sus distintas dimensiones. En ocasiones, se olvida un aspecto relevante, los tiempos verbales.

Creemos que conocemos nuestro propio idioma y damos por hecho el correcto uso de los verbos. Sin embargo, es relativamente fácil equivocarse y usarlos de manera indebida.

Errores típicos que no deberíamos cometer

En toda oración el tiempo verbal del predicado tiene que concordar con el sujeto

Si digo "la manada de bueyes atravesaron el bosque" estoy cometiendo un error, ya que el sujeto no concuerda en número con el verbo empleado.

El pretérito imperfecto del modo subjuntivo es un tiempo verbal que se confunde con cierta frecuencia

Si digo " la sentencia del juez no aprobó la demanda que promoviera el empresario " estoy cometiendo un error, pues debería sustituirse la forma "promoviera" por " romovió".

Los tiempos pretéritos se confunden igualmente

Así, la oración "la cosecha de este año fue buena" es incorrecta, pues debería emplearse el pretérito perfecto, es decir, ha sido.

El modo subjuntivo y el indicativo se confunden igualmente

En el tiempo presente de indicativo expreso la idea de certeza ("trabajo en una fábrica textil"). En cambio, en el tiempo presente de subjuntivo estoy expresando una probabilidad sobre algo ("mi madre quiere que trabaje en una fábrica textil").

El presente de indicativo comunica normalmente acciones que afectan al momento presente, pero en ocasiones se puede emplear para referirnos al pasado o al futuro

Así podría decir "Colón descubre América en 1492" (en este caso se trata de un presente histórico) o bien "de hoy en quince días se casa mi hijo" (si bien la acción se refiere al futuro, se puede expresar en tiempo presente).

El pretérito indefinido y el pretérito imperfecto son dos formas verbales que aluden al pasado, pero con usos distintos

El primero se usa para hablar de acciones pasadas que han ocurrido en un periodo de tiempo terminado ("ayer fuí a la oficina en bici").

En cambio, el pretérito imperfecto tiene tres usos principales: para referirnos a acciones que se repiten con frecuencia en el pasado ("en la infancia leía cada día con mi padre"), para realizar descripciones en el pasado de personas, lugares o cosas ("nuestra mansión tenía tres plantas") y para hablar de las circunstancias en las que se produjo una acción en el pasado ("no fueron a la piscina porque llovía un poco").

Recordando los fundamentos básicos

Existen tres tiempos verbales en español: pasado, presente y futuro. Cada uno de ellos tiene diferentes formas verbales, las cuales pueden ser simples o compuestas. Sin embargo, el uso correcto de estas formas no es tan simple, pues no siempre expresan una referencia concreta a un momento determinado.

Si tomamos como referencia el tiempo presente, no siempre hace alusión al presente cronológico, ya que puede emplearse para otros momentos, ya sean del pasado o del futuro.

Imagen Fotolia: brgfx

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos