Importancia del Tratado de Utrecht

Desde hace más de 300 años el territorio de Gibraltar en España es una colonia británica. Esta circunstancia es una de las consecuencias del Tratado de Utrecht de 1713. La mayoría de historiadores consideran que la hegemonía británica en el orden internacional comenzó tras la firma del Tratado de Utrecht.

Antecedentes

La Guerra de Sucesión española no fue un conflicto interno, pues dividió a las potencias europeas

El archiduque Carlos pertenecía a la dinastía de los Austrias y Felipe V a la de los borbones y cada uno de ellos tenía distintos apoyos entre las naciones europeas.

Ambos se disputaban el trono español, ya que el anterior monarca (Carlos ll) había muerto sin descendencia y en su testamento nombró heredero a Felipe, pero este nombramiento no contaba con el respaldo de algunas potencias europeas, como Inglaterra, Austria, Holanda y Portugal (todas ellas apostaban por Carlos para ocupar la corona de España, ya que temían una posible alianza entre Francia y España).

Con el Tratado de Utrecht se dio fin la Guerra de Sucesión

La rivalidad dinástica entre los dos candidatos terminó con el triunfo de Felipe V y de esta manera en España se impuso una monarquía que reforzaba el modelo centralista y limitaba la posición de aragoneses, valencianos y catalanes. En 1713 se firmó el Tratado de Utrecht y al año siguiente se refrendó la paz con los Acuerdos de Rastadt, pero en la península el conflicto finalizó en 1714 cuando las tropas de Felipe V forzaron la derrota de los austracistas en la ciudad de Barcelona (el archiduque Carlos no aceptó la firma del tratado y continuó con su campaña militar).

Los dos tratados mencionados tuvieron consecuencias inmediatas. Por un lado, Felipe V se consolidó en el trono de España, ya que las monarquías europeas le apoyaron. Sin embargo, a cambio tuvieron que recibir una serie de contrapartidas:

1) dos territorios españoles, Gibraltar y la isla de Menorca, pasaron a manos inglesas,

2) Terranova, Nueva Escocia y la Bahía de Hudson pertenecían a Francia y acabaron en manos de Inglaterra,

3) los ingleses también obtuvieron una autorización de España para ampliar sus rutas comerciales en América e incrementar el comercio de esclavos,

4) el Imperio austriaco incorporó a su territorio el Milanesado, Nápoles, Flandes y Cerdeña,

5) la isla de Sicilia pasó a manos de Saboya,

6) el rey francés Luis XlV consiguió que las potencias europeas reconocieran a su nieto Felipe V como nuevo rey de España y

6) Francia y España se comprometieron a no unificar su poder en una sola corona.

Inglaterra salió ganando

Con el Tratado de Utrecht la monarquía borbónica se afianzó en España. Sin embargo, se puede afirmar con rotundidad que los grandes triunfadores fueron los ingleses: ampliaron su poder comercial, incrementaron el tráfico de esclavos e incorporaron dos territorios de gran valor geoestratégico, Menorca y Gibraltar.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos