Importancia del Yoga para aliviar el dolor de espalda

El dolor lumbar es la principal causa de consulta al médico, presentándose hasta en el 80% de la población, esta molestia constituye además una de las principales causas de dolor crónico en la población general y es la principal causa que ausentismo laboral por reposos médicos.

El dolor lumbar afecta a las personas de ambos sexos entre los 30 a 50 años, pudiendo presentarse como crisis de varios días de duración que alternan con periodos en los que la persona se encuentra asintomática. Su principal causa es de tipo mecánico por contractura muscular, degeneración de los discos intervertebrales y lesiones de grado variable del esqueleto regional, todo ello relacionado con la sobrecarga mecánica asociada a factores como las malas posturas, los esfuerzos y la obesidad; esto se encuentra favorecido cuando hay poco desarrollo muscular lo que es frecuente en personas sedentarias.

La práctica de actividades físicas como yoga tienen un abordaje más holístico que los métodos de tratamiento convencionales, esta práctica consta de varios componentes principales que abarcan factores como las posturas, la concentración, la meditación y la respiración, aunque buena parte de su efecto beneficioso proviene de las actividades como los estiramientos.

Varios estudios han demostrado efectos beneficiosos de la práctica del yoga en pacientes con dolor lumbar, especialmente la disminución del dolor y por ende de la necesidad de usar analgésicos. Estos efectos pueden evidenciarse al cabo de seis semanas tras el inicio de esta actividad cuando se lleva a cabo al menos una hora al día dos veces a la semana. Otro factor que muestra una notable mejoría en los pacientes estudiados son la discapacidad y el nivel de estrés, lo cual hace que se perciba una mejoría en la calidad de vida con esta práctica.

En el tratamiento del dolor crónico los mejores resultados obtienen con un tratamiento multidisciplinario, se hace necesario combinar el tratamiento médico farmacológico con terapias como la rehabilitación física, terapia ocupacional, higiene postural, disminución del peso corporal y la práctica regular de algún tipo de actividad física sin impacto a tolerancia como caminar o hacer elípticas o bicicleta estática, los resultados pueden ser o mejores si se incluye la práctica de actividades como el yoga de forma regular. Este tratamiento combinado permite lograr un efecto positivo disminuir tanto el dolor como la discapacidad, al tiempo de controlar factores negativos asociados con el dolor crónico como lo son el estrés, el insomnio, la ansiedad y la depresión, todo lo cual redunda en mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

 

Relacionado

Comentarios


Los comentarios deben expresar una opinión del tema, aportando valor, o de lo contrario se borrará. Gracias.
 

Recomendamos